viernes, 14 de junio de 2019

¿La libertad, pretende hacernos esclavos?


Cada día, se hace necesario tener los valores y convicciones lo más arraigados posible.
El bombardeo de lo que se pretende debe ser un individuo se vuelve confuso y tenso, no basta con ser un hombre o ser una mujer. Los cánones han cambiado y con ellos la sociedad.
El sistema quiere dictar como debe ser el comportamiento de un individuo y hasta pretende imponer la preferencia de este.
Y con esto nos surge la pregunta: ¿La libertad, pretende hacernos esclavos?
Toda imposición por más bien intencionada que este, tiende a ser repulsiva. En cambio si se le da al ser humano la libertad de escoger o prepararlo, es más alentador. Por eso cabe mencionar que la estimulación y el incentivo son beneficiosos en todo proceso de enseñanza.

 Por:
Licenciado Francy Martínez
licenciadofrancy@gmail.com
francymartinez103@hotmail.com
@francymartinez5

sábado, 18 de agosto de 2018

¿Como ser paciente?


Todo lo que se espera debajo del sol y encima de la tierra tiene su tiempo. Es algo indiscutible y que nos guste o no es real.
La espera que produce ansiedad, tensión, desesperación, por decir algo. Lo que nos llama la atención es que la espera en los momentos difíciles parece algo interminable, es como si fuera dos tiempos distintos, al parecer dos relojes totalmente diferentes cuentan las horas.
Es refrescante ese tiempo al lado del ser querido, disfrutando o celebrando un triunfo, que rápido se va el tiempo. Tanto tiempo que se invirtió en la espera y tan rápido que pasó.
Años esperando la graduación de la preparatoria y solo un par de horas que pasan volando. Toda una semana esperando un fin de semana.
Si, cuan diferentes son estos tiempos, es obvio que debemos ejercitarnos en la espera, es por eso que la paciencia es un don tan preciado.

Por:
Licenciado Francy Martínez
licenciadofrancy@gmail.com
francymartinez103@hotmail.com
Francymartinezamazon
@francymartinez5
Instagram: francymartinez103


miércoles, 20 de junio de 2018

¿Como alejarme del drama?


Cuantas veces no nos llega la idea de dejarlo todo e irnos lejos, comenzar de nuevo, donde nadie nos conozca. Olvidar todos los recuerdos dolorosos y las frustraciones que nos agobian.
Debo confesarlo: Si, he deseado irme y cambiar de nombre, de rostro… es por eso que quiero compartir a que reflexión llegue con esta idea. Lo primero es que me vi en la obligación de relajarme y aterrizar mis ideas y dramatismo del momento.
También fue doloroso e incómodo, solo pasa en las películas románticas, que una persona se lleva una vida entera en un bolso, se cambia de ciudad y a la media hora todo está resuelto.
Como mi vida no es una novela, descarte todo lo antes pensado. Viví mis diez minuto de drama y volví a la realidad, con la vida de un simple mortal, que le toca sufrir, reír, amar y enfrentar aflicciones, al carajo el drama, total, las películas solo duran hora y media y yo tengo toda una vida por delante.
Pienso que antes de hacer mi próximo drama interno, creeré en Dios, creeré en mí y no por quejarme las cosas se resolverán, ya no llorare por la leche derramada, a veces es bueno hacer catarsis… hoy me tocó a mí.

Por:
Licenciado Francy Martínez
licenciadofrancy@gmail.com
francymartinez103@hotmail.com
Francymartinezamazon
francymartinez103
@francymartinez5

miércoles, 21 de marzo de 2018

¿Cómo ser una mujer de hoy?



_ Soy una buena mujer… Me encargo de su ropa, mantengo todo en orden, cuido de los niños; A veces,
 llego a la noche tan agotada.
__ ¿Él te obliga a trabajar tanto?
__ ¡No!
Esa fue la conversación que sostuve con la señora x, una mujer traicionada, resentida y con un número indeterminable de interrogantes. La señora x, entendía que era una excelente mujer y que de no ser así: entonces ¿Qué era ser una buena mujer?
Lo peor de todo, era que las mujeres que son buenas, tenían mala suerte, me comento con mucho pesar. Mi reacción fue de observación y un silencio sepulcral, digno de su dolor y frustración. Al parecer, en ese momento estábamos enterrando lo poco que le quedaba de autoestima.
Su cabello recogido, un jean desgastado y una camiseta dos tallas más grande que la que debería usar, calzada con unos zapatos deportivo, no muy femenino. Mi silencio la conmovió al punto de preguntarme: __ ¿Por qué me miras de esa forma, me asusta?
Sin ningún reparo le conteste: __ Deja de hacer todas esas cosas que haces para él y comienza a realizarla para ti. Porque te gusta, porque te sientes bien, porque tener todo en orden te produce confort.
Y saca tiempo para descansar, separa un fin de semana en un resort de tu agrado, arréglate para ti, de vez en cuando deja que el cuide los niños y comparte con tus amigas. Eso no quiere decir que no cumplas con tus obligaciones como esposa.
Ella sonrió y encogió los hombros, hablamos de una que otras banalidades y nos despedimos. No volví a verla hasta después de muchos meses, que me la encontré en un centro comercial por casualidad. Iba agarrada de las manos, de un hombre joven, atlético y alto.
Me abraso, me presento a su esposo y a su tercer hijo, que nacería en dos meses. Le dije que hacían una hermosa pareja y que tendrían un bello y sano bebe a juzgar por los padres. Nos despedimos con una sonrisa de complicidad.

Por:
Licenciado Francy Martínez
licenciadofrancy@gmail.com
francymartinez103@hotmail.com
Francymartinezamazon
@francymartinez5
Instagram: francymartinez103

viernes, 16 de marzo de 2018

¿Debo desvestirme para vender?


Los tiempos arrolladoramente, traen siempre consigo, nuevos aires. Cada época es protagonista de eventos, cosas y formas.
Abarcando las familias, la sociedad y la economía. Creando nuevos estilos que se van incorporando de forma sutil.
Siempre se ha utilizado la belleza para vender marcas, los rostros y cuerpos llamativos, han vendido millones en todo el mundo. En especial la mujer, que ha sido el eje central. Cosa que ya no es así.
El hombre se abrió al destape y la respuesta no se ha hecho esperar, la aceptación ha sido abrumadora. Cada día son más los hombres que venden millones exhibiendo sus encantos.
Los tiempos cambian y los roles se modifican, se desvestirán lo que pueden y tienen el potencial... La última palabra es personal.

Por:
Licenciado Francy Martínez
licenciadofrancy@gmail.com
francymartinez103@hotmail.com
francymartinezamazon
 Instagram:francymartinez
@francymartinez5